Bolivia.- El expresidente colombiano Samper acusa a Almagro de “legitimar” un “gobierno militar” con Áñez en Bolivia

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El expresidente de Colombia Ernesto Samper (1994-1998) ha denunciado este jueves el papel que la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro, desempeñaron en la crisis política de 2019 en Bolivia y ha recalcado que debe “asumir su responsabilidad” por “legitimar” el “gobierno militar” de Jeanine Áñez.

“La OEA y el señor Almagro tienen que asumir la responsabilidad por lo que sucedió”, ha demandado Samper, quien cree que “gracias a esa denuncia de un supuesto fraude se legitimó la presencia de un gobierno militar” liderado por Áñez, quien “durante un año ejerció una represión absolutamente desconocida en Bolivia”.

Samper ha señalado que esa “represión” nunca vista en Bolivia “desde hace muchos años” provocó incluso que el expresidente Evo Morales, quien se había impuesto en las urnas, tuviera que exiliarse “para salvar su vida”.

“Esta es una parte sórdida en la historia de Bolivia, que por el bien de la democracia boliviana, por el bien de todos los ciudadanos bolivianos, tiene que aclararse porque en ese año hubieron temas que tienen que ser investigados y juzgados”, ha subrayado el expresidente colombiano.

Samper ha remarcado que “si se hubiera aceptado la continuidad de la democracia como estaba claramente establecida en las primeras elecciones presidenciales de ese año”, no se hubiera producido aquella crisis política, que para él “está absolutamente claro” que fue orquestada.

En relación Almagro y el papel que jugó en este “lamentable” episodio de la historia reciente de Bolivia, Samper ha señalado que “no se reduce” solo a aquella ocasión, pues el secretario general de la OEA ha intervenido en otros conflictos regionales, según ha contado en un diálogo para el diario boliviano ‘La Razón’.

“La intervención de Almagro ha sido claramente en función de los intereses de la política exterior de Estados Unidos en América Latina”, ha enfatizado.

Tras el triunfo de Evo Morales en las presidenciales del 20 de octubre de 2019, la oposición, con el apoyo de una parte de las Fuerzas Armadas de Bolivia y la participación activa de Almagro, llamó a no reconocer los resultados, denunciando un supuesto fraude electoral que a día de hoy no se ha demostrado, salvo por unos informes de la OEA que han sido cuestionados por otros organismos internacionales.

Finalmente, presionado por los militares y temiendo por su vida mientras se producían violentos choques en las calles entre sus detractores y partidarios, el 10 de noviembre de 2019, Morales decide renunciar a su triunfo electoral y sale del país rumbo en un primer momento hacia México.

Source Link Bolivia.- El expresidente colombiano Samper acusa a Almagro de "legitimar" un "gobierno militar" con Áñez en Bolivia