Vacancia de Pedro Castillo: ¿qué se esconde detrás del mecanismo recurrente del Congreso de la República?

Pedro Castillo en su hora cero ante pedido de vacancia. (Foto composición Infobae)
Pedro Castillo en su hora cero ante pedido de vacancia. (Foto composición Infobae)

Este jueves son 28 firmas se presentó en el Congreso de la República la moción de vacancia contra el presidente Pedro Castillo. El proyecto impulsado por la legisladora Patricia Chirinos de Avanza País busca la destitución por incapacidad moral permanente.

Para Miguel Antezana, profesor de los Programas en Comunicación Corporativa de ESAN Graduate School of Business, la vacancia no es la respuesta ni va resolver los problemas del país. “Así como decimos que la Asamblea constituyente no va a resolver los problemas del país, tampoco lo hará la vacancia quitando a Castillo del poder”.

Sostuvo que si bien el presidente de la República es la cabeza del Ejecutivo, no es el único responsable de lo que pasa en el país a nivel económico, político y social. Reconoció que su gran debilidad es no rodearse de gente preparada; sin embargo, los hechos de los últimos días parecen haber empujado a Castillo a dar un giro hacia otros sectores políticos, y reclutar a personas no vinculadas a Perú Libre.

Para el analista, este podría ser un giro hacia algo que se planteó desde un inicio, que es un gobierno de ancha base y no sea necesariamente de izquierda. En ese sentido, la vacancia no es la solución, la solución sería ayudar a Castillo para estar allí los próximos cinco años.

Sobre la vacancia presidencial, Antezana señaló que “es un mecanismo perverso, mal utilizado, y manipulado para fines políticos”. Y respecto al antecedente de incapacidad moral, viene de constituciones anteriores, pero el concepto es tan amplio, superfluo, intangible, y tan extraño que nadie lo pudo definir y poner parámetros.

“Qué puede significar la incapacidad moral, ¿que alguien se pase la luz roja de un semáforo?, ¿que alguien robe un caramelo?, ¿que no pague la pensión de alimentos? Es tan amplio el concepto. Además, viene del siglo pasado y se refería a incapacidad mental, eso es lo que se quiso decir en su origen”, puntualizó.

Cabe recordar que desde el 2000 fue la última vacancia presidencial más recordada a Alberto Fujimori. No obstante, desde el 2017 el Parlamento ha intentado usar este mecanismo en seis oportunidades. Se buscó la destitución dos veces con Pedro Pablo Kuczynski (diciembre 2017 y marzo 2018), dos veces con Martín Vizcarra (setiembre y noviembre del 2020, siendo esta última aprobada), un intento con Francisco Sagasti (abril 2021), y la actual con Pedro Castillo.

Antezana manifiesta que este recurso constitucional del Congreso se ha mal utilizado desde hace algunos años. Recordó que los fujimoristas (el congresista Héctor Becerril) fueron los primeros en mencionar la vacancia al inicio del mandato de PPK.

Según el especialista, la frase de incapacidad moral se ha prestado para una interpretación perversa. Cree que debería haber una reforma constitucional, pero los congresistas que tenemos no lo van a hacer. “Los intereses políticos en el país hacen prever que no les interesa cambiar este elemento de inestabilidad, para presionar al gobierno. Y los que salimos perdiendo somos todos nosotros, los ciudadano”, refirió.

¿IRÁN POR BOLUARTE?

En el caso del pedido de vacancia contra Pedro Castillo, Antezana sostiene que es difícil que se vaya a repetir el mismo escenario que cuando vacaron a Vizcarra, y miles salieron a protestar a las calles. El caso del actual mandatario es distinto. Por ejemplo, tiene una vicepresidenta , algo que no tenía Vizcarra.

“Si sacan a Castillo no se acaba el gobierno de Perú Libre, porque Dina Boluarte queda como encargada de la presidencia, y para sacarla a ella tendrían que hacer una nueva moción de vacancia, pero sería un escenario forzado, y haría más evidente que todo esto es un tema político, solo por sacar del poder a Perú Libre. Sería bastante cuesta arriba una vacancia contra Boluarte”, apuntó el experto.

Pero si se diera el caso de vacar a Boluarte asumiría la presidenta del Congreso, y tendría que llamarse a nuevas elecciones. En ese caso, habría manifestaciones populares? “La población no reaccionaría en apoyo a Castillo, pero sí en contra del juego político del Congreso, que recordemos tiene una desaprobación cercana al 80%”.

Recordó que las recientes marchas de vacancia no han tenido una masiva convocatoria. Eso no significa que Lima esté a favor de Castillo, pero tampoco están a favor de la vacancia, porque muchos sospechan que el tema está siendo manipulado por intereses particulares.

Source Link Vacancia de Pedro Castillo: ¿qué se esconde detrás del mecanismo recurrente del Congreso de la República?